BASCULA DIGITAL

Ya sabemos que no hace falta que nos obsesionemos con esto del peso, pero debemos reconocer que es tan importante tener en casa una buena báscula como una nevera o una lavadora. Y es que preocuparnos por nuestra salud y nuestro bienestar personal es una cuestión de obligación moral. Si no nos preocupamos nosotros mismos por nuestro cuerpo, ¿quién va a hacerlo?

Y la mejor manera de ir controlando si ganamos o perdemos algo de peso es tener una bascula de baño digital.

¿Quieres ver más básculas digitales? Pulsa aquí.

CÓMO FUNCIONA UNA BASCULA DIGITAL DE BAÑO

Las básculas digitales funcionan gracias a su elentrónica, mostrando en una pantalla el resultado del cuerpo pesado. Para ello utilizan unos sensores llamados celdas de cargas consistentes en una pieza de metal a la que se adhieren unas galgas extensométricas.

Una galga extensiométrica es un sensor, que mide la deformación, presión, carga, par, posición, etc., basándose en el efecto piezorresistivo (la propiedad que tienen ciertos materiales de cambiar el valor nominal de su resistencia cuando se les somete a ciertos esfuerzos).  Cuando un esfuerzo deforma la galga, se produce una variación en su resistencia eléctrica.

Por lo tanto, al pesarnos en una bascula de baño digital, las galgas cambian su resistencia eléctrica al traccionarse o comprimirse cuando se deforma la pieza metálica que soporta nuestro.

 

CÓMO ELEGIR LA MEJOR BASCULA ELECTRONICA

Para decidir por qué bascula digital decantarnos debemos seguir los siguientes consejos:

  • Lo primero es valorar la precisión. Una bascula fiable no nos sirve para nada.
  • Elegir una marca de confianza para asegurarnos cierta calidad.
  • Observar el peso máximo tolerado. Aunque la mayoría de básculas digitales soportan hasta los 180 Kg (un peso bastante difícil de superar, pero hay personas con problemas metabólicos o endocrinos que pueden necesitar un margen mayor).
  • Que la báscula tenga una pantalla grande y con unos números bien visibles. Sobre todo si está destinada a personas mayores o con problemas de visión.
  • Elegir el tipo de alimentación. Pueden ser a pilas o con enchufe. Suele ser más fiable la segunda opción, pero puede ser más cómoda la primera.
  • Decidir si se quiere una bascula electrónica con memoria para no tener que guardar el registro anotado en una libreta.
  • Que tenga una buena relación calidad/precio.


Aviso Legal

Política de cookies