CÓMO CALIBRAR UNA BASCULA DE BAÑO DIGITAL

En la actualidad, por suerte cada vez nos preocupamos más por nuestra salud. Controlar adecuadamente nuestro peso ya no es sólo una cuestión estética. Por fin somos conscientes de que mantener el peso adecuado es realmente importante. Y bien, tampoco es cuestión de obsesionarse, pero llevar cierto control no está nada mal, y tener una bascula de baño digital en casa es una de las mejores opciones.

Como decíamos, no hace falta que nos estemos pesando a todas horas. Pero no es una mala idea establecer una periodicidad y pensar que la bascula de baño digital es una buena herramienta que nos ayudará a mantenernos más sanos.

Además, a diferencia de las analógicas, las basculas digitales incorporan una serie de ventajas que las hacen mucho más prácticas y, al contrario que éstas, no es necesario estar calibrándolas constantemente. En realidad, son mucho más fiables.

Aunque eso no quita que, de vez en cuando, no sea conveniente calibrarlas de vez en cuando. De hecho, es una buena idea hacerlo de vez en cuando.

ANTES DE CALIBRAR TU BASCULA DE BAÑO DIGITAL

Una bascula digital de baño es un aparato bastante sensible que puede darnos resultados erróneos por varios motivos. Así que antes de calibrarla debemos asegurarnos de que efectuamos las mediciones en las condiciones adecuadas que nos garanticen unos resultados óptimos:

  • Es importante que la zona en la que esté colocada la bascula sea totalmente lisa y horizontal.
  • También debemos evitar colocarla sobre alfombras y otras superficies acolchadas que podrían alterar el resultado (aunque existen modelos adaptados a estas circunstancias).
  • Es también importante mantenerla siempre limpia.
  • Es conveniente que nos pesemos siempre en las mismas condiciones. O sea, siempre a la misma hora y con la misma ropa (o desnudos). Así tendremos una mejor constancia de la progresión de nuestro peso.
  • Y también debemos de tener en cuenta que existen modelos de bascula de baño digital muy sensibles que pueden verse afectados por la cercanía de otros aparatos electrónicos.

CALIBRANDO NUESTRA BASCULA DE BAÑO DIGITAL

La mejor manera de comprobar la eficiencia de nuestra bascula de baño digital es colocándole encima un peso equivalente al mínimo que el aparato puede medir. La mayor parte de las basculas digitales que hay disponibles en el mercado tienen un margen mínimo de 100 gr.

Lo ideal sería tener unas pesas para poder hacer el experimento. Pero hay un truco muy sencillo que cualquiera puede hacer en su casa con unas cuantas monedas de 1 y 2 euros.

Las monedas de 2€ pesan 8,5 gr y las de 1€ pesan 7,5 gr. Así que para conseguir 100 gr necesitamos 10 monedas de 2€ y 2 monedas de 1€. Sencillo. Las colocamos sobre nuestra bascula de baño digital y podremos observar la posible desviación que presente.

Existen modelos más modernos con sistema de calibrado. En ese caso debes seguir las siguientes instrucciones:

Enciendes la bascula digital y esperas entre 30 segundos y 1 minuto.

Entonces ya puedes pulsar el botón de calibración de tu balanza. En la mayoría de ellas, será uno de los siguientes: “Función” o “FUN”, “CAL”, “MODO” o “CAL/MODO”, “LB” o “KG”.

Debes presionar y sostener el botón de calibración hasta que la pantalla de la bascula cambie. Normalmente primero cambia a “0”, “000” o “CAL”. Debes sostener el botón hasta que la bascula entre en modo calibración. Eso sucede cuando en la pantalla aparece “CAL” seguido de un número. También puede ser que la pantalla simplemente muestre un número.

Entonces colocas sobre la bascula el peso de prueba. Debes dejarlo sin tocarlo unos 5 segundos.

Acto seguido presionas y sostienes el botón de calibración apropiado. La pantalla cambiará, de nuevo, a “CAL”, “0” o “FIN”. Apaga la balanza, la dejas descansar por medio minuto y luego la enciendes de nuevo. Y ya está calibrada y lista para ser usada.

Ahora ya sabes cómo calibrar las basculas de baño digitales. Esperamos que te haya servido de ayuda