PESAR A NUESTRAS MASCOTAS CON UNA BASCULA DE BAÑO

Hay muchos motivos por los que queramos saber el peso de nuestra mascota. Por ejemplo para darle determinado remedio o antiparasitario o para calcular la cantidad de pienso que puede tomar. Aunque, en realidad, deberíamos concienciarnos que, al igual que con nosotros, también deberíamos monitorear su peso con cierta periodicidad. Y para eso nos puede ser muy útil una bascula de baño.

Es importante controlar regularmente los aumentos lentos o las pérdidas progresivas de peso de nuestra mascota. Y para hacerlo en casa, la mejor manera es con una bascula de baño.

CÓMO PESAR A NUESTRA MASCOTA EN LA BASCULA DE BAÑO

Para pesar a nuestra mascota en nuestra bascula de baño se pueden utilizar varios métodos:

  • El más básico es entrenar al animal a sentarse sobre la placa, utilizando alguna recompensa como estímulo. Si se trata de un animal nervioso y, por su movimiento, la aguja no se queda quieta, podemos observar el límite inferior y superior y considerar como peso la media entre los dos. Es un valor que nos puede servir si no necesitamos una medida muy precisa.
  • También podemos poner a nuestra mascota en una canastilla o en su trasportín y pesarlo todo junto. Después pesamos la canastilla o el trasportín solos y hacemos la resta.
  • Y la última opción es coger al animal en brazos nosotros mismos y pesarnos con él. Después nos pesamos nosotros solos y, nuevamente, efectuamos la resta. Aunque esto puede ser un problema, por ejemplo, con perros de gran tamaño. Entonces, no nos quedará más remedio que acudir a una bascula veterinaria.

Elijamos el método que elijamos, si vamos a controlar el peso de nuestra mascota con regularidad es importante que lo hagamos siempre con la misma bascula y siempre a la misma hora. De esta manera, los datos son más fiables. Como si estuviéramos controlando nuestro peso.

LAS BASCULAS VETERINARIAS

Si tenemos en casa  un animal de gran tamaño o simplemente tenemos la necesidad de mantener un control estricto del peso de nuestra mascota, siempre podemos comprar una bascula veterinaria.

Para ello debemos de tener en cuenta una serie de aspectos:

  • Materiales: Es importante que estén fabricadas con materiales de calidad y que tengan buenos acabados que garanticen la duración de nuestra bascula sin perder su precisión. Es aconsejable que la plataforma sea de acero inoxidable y que esté cubierta de goma antideslizante.
  • Cómoda y sencilla: Tiene que ser un aparato fácil de usar. Mejor si es transportable y podemos guardarlo cómodamente en cualquier lugar.
  • Rango de pesaje: Existe una amplia variedad de balanzas veterinarias con rangos de pesaje que van desde los 0’01g hasta los 750kg. Debemos elegir una que se ajuste a nuestras necesidades.
  • Prestaciones: Actualmente existe toda clase de bascula veterinaria con funciones extra como funciones de auto off, de cero/tara, de Hold (para congelar el peso en pantalla), posibilidad de conectarla a un PC o a una impresora.
  • Mantenimiento: Mejor elegir una bascula veterinaria cuya desinfección y limpieza no nos suponga un trabajo extra.

Si no tienes suficiente con una bascula de baño y necesitas una bascula veterinaria, aquí tienes unas cuantas a un precio muy interesante: