¿CÓMO USAR UNA BASCULA DE GRASA CORPORAL?

La bascula de grasa corporal es un tipo de bascula que, además de tu peso, como mínimo te proporciona otra serie de datos como tu porcentaje de grasa corporal, tu peso magro, tu porcentaje de hidratación, las calorías de tu metabolismo basal y tu grado de grasa visceral.

Para ello, la bascula de grasa corporal utiliza el método de la bioimpedancia electrica. Por eso también se la conoce como bascula de bioimpedancia. La bioimpedancia electrica es una forma de medición no invasivo basado en las propiedades eléctricas de nuestro cuerpo, en la composición de los distintos tejidos que lo forman y en su contenido total de agua.

Por eso, para utilizar una bascula de grasa corporal es vital saber cuándo debes pesarte, ya que nuestra hidratación corporal va variando a lo largo del día.

CÓMO FUNCIONA LA BIOIMPEDANCIA ELECTRICA

El funcionamiento de la bascula de bioimpedancia electrica se basa en la cantidad de agua que tiene nuestro cuerpo. Y, como sabemos, el agua es muy buen conductor de la corriente eléctrica.

Nuestros músculos, nuestros huesos, nuestros órganos y nuestros vasos sanguíneos tienen un alto porcentaje de agua, por lo que la corriente eléctrica pasa fácilmente a través de ellos. En cambio, la masa grasa resulta ser un mal conductor, por lo que genera resistencia al paso de la corriente. Ésa es la base de la bioimpedancia electrica.

Habitualmente, una bascula de grasa corporal tiene dos o cuatro electrodos en su placa. La mitad de ellos actúan como entrada de la corriente, y la otra mitad como salida. La bascula de bioimpedancia mide el tiempo que tarda la corriente en llegar del electro de entrada al de salida. Cuanto más magra es la persona, más rápida pasa la corriente. De esta manera, la bascula determina los diferentes porcentajes de grasa corporal, de hidratación, etc.

NORMAS A TENER EN CUENTA ANTES DE UTILIZAR LA BASCULA DE GRASA CORPORAL

Antes de usar nuestra bascula de grasa corporal debemos de tener en cuenta los siguientes consejos:

  • No debemos haber realizado ningún ejercicio físico intenso al menos 24 horas antes de utilizarla.
  • Es importante vaciar la vejiga antes de usarla.
  • Debe precederle un ayuno de 3 o 4 horas.
  • En las horas previas es mejor evitar la cafeína, el té y los diuréticos.
  • Las mujeres deben evitar usarla durante la menstruación (las lecturas no serían fiables).
  • Y, al usarla, deben retirarse todos los objetos metálicos (la electricidad, ya se sabe…)

¿EN QUÉ MOMENTO DEL DÍA ES MEJOR USAR LA BASCULA DE BIOIMPEDANCIA?

Parece una tontería, pero la bascula de grasa corporal no es aconsejable utilizarla a cualquier hora del día. Simplemente porque las lecturas podrían resultar sesgadas. Y el motivo es que, dado que las mediciones dependen de nuestro nivel de hidratación corporal, debemos de tener en cuenta que éste va variando a lo largo del día. Así que debemos escoger el momento en el que ese nivel se encuentra normalizado.

Si nos fuéramos a pesar con una bascula tradicional o con cualquier bascula digital, esperando obtener únicamente una medida de nuestro peso, lo más aconsejable es siempre hacerlo a primera hora del día, justo después de levantarnos. Porque justo entonces es cuando menos pesamos.

En cambio, si lo que queremos es conseguir una medida de nuestro nivel de grasa corporal, tendremos que esperar por la tarde noche, antes de cenar, por ejemplo, que es cuando nuestro nivel de hidratación es más estable.

¿ES FIABLE LA BASCULA DE GRASA CORPORAL?

Según un estudio realizado por Consumer Reports y que comparten muchos expertos en salud, las mediciones de las basculas de bioimpedancia no son tan precisas como otros métodos de medición de grasa corporal. El estudio publicado en Consumer Report determinó que las mejores balanzas de grasa corporal tan solo son precisas hasta en un 80 por ciento. De hecho, el método más fiable es la medición de pliegues cutáneos mediante el cáliper, realizado siempre por un profesional (un entrenador personal o un dietista-nutricionista).

Pero la balanza de grasa corporal nos ofrece la ventaja de, primero, que podemos tenerla siempre en casa; y, segundo, que es un método de aproximación muy aceptable para mantener nuestro control en el caso de deportistas amateurs.

Es decir, siendo un deportista aficionado, quizás no me preocupe tanto si mi porcentaje de grasa corporal se encuentra en un 11% o en un 13%, pero sí me interesará saber las variaciones que haya tenido en un determinado período de tiempo. Por lo tanto, aunque las balanzas de bioimpedancia no siempre son exactas, todavía son una buena herramienta para medir nuestro progreso.